Gracias por contribuir en el Reino de Dios!

Cuando  sembramos para el Señor  estamos abriendo las ventanas de los cielos a nuestro favor, ya que Dios así lo ha prometido, al hacer este acto de fe estamos trayendo sanidad a nuestras finanzas y Dios reprende al devorador por nosotros.  Malaquías 3:10